Rss Feed
  1. domingo, 21 de abril de 2013



    Los tomates secos italianos se han puesto de moda. Seguro que los habréis visto en algunas tiendas de “delicatessen”….
    Pero los que algunos no saben, es que los tomates secos en España se han utilizado desde hace muchísimos años. (En sofritos, salsas, condimentos…) 

    Para re-hidratarlos, se ponen durante 10-15 minutos en agua (mejor templada) y ya estarán listos para usar. Otra manera de re-hidratarlos es sumergiéndolos en aceite durante varios días para que el aceite coja el sabor de los tomates y cuando los necesitas, pasas por la batidora varios tomates secos, trocitos de parmesano, albahaca fresca o seca, un poco de pimienta negra molida y una pizca de ajo en polvo y sal. A este preparado le añadas aceite de oliva lo mezclas todo y lo añadas tal cual como condimento para la pasta. Delicioso.

    El tomate seco en aceite de oliva es un condimento que puede ser utilizado para realzar todo tipo de recetas y salsas. Aún cortado en pequeños trozos, su sabor es extremadamente potente y aromático.

    Otro plato que se puede preparar típicamente italiano es la ensalada de queso con tomate seco. Es muy fácil de preparar. Se necesitan una bola de queso burrata o mozzarela de búfala por persona, unos cuantos tomates secos en aceite, salsa o paté de olivas negras, aceite de oliva virgen y vinagre balsámico de módena. Se pone en un plato el queso cortado en lonchas, se coloca por encima los tomates cortados a tiras a vuestro gusto, y se decora con salsa o paté de olivas (también al gusto). Finalmente, se aliña con aceite de oliva virgen, vinagre de módena, un poco de sal y pimienta. Un plato muy sencillo, a la vez que delicioso y nutritivo.

    El tomate seco tiene las mismas propiedades nutritivas que el tomate normal, licopeno incluido. Es un buen antioxidante con cantidades destacadas de sales minerales y vitaminas. Fuente de potasio, fósforo y magnesio, necesarios para la actividad normal de los músculos, así como de vitaminas del grupo B, C y A, en concreto, betacaroteno o pro-vitamina A y además están buenísimos ¿que más quieres?
    |


  2. domingo, 14 de abril de 2013






    Vivir no es sólo existir,
    sino existir y crear, 
    saber gozar y sufrir 
    y no dormir sin soñar. 
    Descansar, es empezar a morir.

    |


  3. viernes, 12 de abril de 2013



    Estamos una sociedad poco expresiva, en la que la expresión corporal es cada vez más escasa, sobre todo en los adultos, a favor del lenguaje oral, audiovisual o escrito. Frente a esto el poder bailar como te dé la gana sirve como un potente canal de comunicación individual y también colectivo.

    Bailar es y siempre ha sido el modo de expresión por excelencia del ser humano, lo llevamos dentro, tanto es así que vemos como los niños desde mmuy pequeños comienzan espontáneamente a mover su cuerpo al son de la música. 



    El movimiento es un vehículo para la autoexpresión y la comunicación al servicio del desarrollo personal y la integración. La manera en que nos movemos habla de quiénes somos y de nuestro estado de ánimo; el movimiento del cuerpo es nuestro primer lenguaje, con el que entablamos nuestras primeras relaciones y establecemos los cimientos para nuestro desarrollo en todas las áreas (emocional, social y cognitivo).

    En nuestra sociedad hay muchas barreras y estereotipos, vivimos en un entorno muy rígido, nos avergüenza expresar con el cuerpo. Sin embargo la danza facilita la capacidad para expresarse. El cuerpo es una fuente de lenguajes, habla por sí solo, y enriquece todos los procesos de comunicación. Te permite explorar la libertad de movimientos, y bailando descubres las posibilidades de tu propio cuerpo.

    Hemos olvidado la herramienta, el cuerpo, y nos hemos centrado en el lenguaje.








    |


  4. jueves, 11 de abril de 2013



    Curiosidades de la amapola 

    Donde hay amapolas hay movida. Habituales de la primavera, no florecen en cualquier paisaje. Ruborizan campos de cereal y de batalla resisten incluso algunos herbicidas. Son silvestres, pioneras, polizonas de la historia y supervivientes del paisaje rural.

    Salpican de rojo primaveral alegrando campos, barbechos, bordes de caminos, cunetas, terraplenes, solares urbanos, escombreras, siempre en tierras abandonadas hace bastantes años.

    La amapola ya era conocida por los egipcios, asirios y griegos, que le atribuyeron propiedades medicinales, narcóticas y anestésicas (la morfina y la codeína se extraen de ella). De ahí que en la mitología clásica se la relacione con Hipnos y Thanatos (el Sueño y la Muerte), que se representan con coronas de amapolas y llevándolas en la mano respectivamente.
    También Morfeo, hijo de Hipnos y al que se representa con alas de mariposa para expresar su ligereza, tiene por atributo la amapola, con la cual toca a los que quiere adormecer. Por otra parte, se reconocía también el poder energético o estimulante de la amapola, dado que a los atletas griegos se les daba un brebaje de semillas de amapola, miel y vino antes de competir. Además se aplicaba para rebajar la temperatura, acallar el llanto de los niños o calmar el dolor.
    Los romanos introdujeron la amapola (papaver, en latín) en Britania, donde se asoció al descanso y al olvido. Allí se utilizó también como planta mágica para la adivinación. Para el cristianismo medieval, esta flor, cuya imagen está grabada en los bancos de algunas iglesias, simboliza el Juicio Final.
    Durante la Edad Media y el Renacimiento, en España, la amapola era muy apreciada, y se hacía acopio de ella en los trigales donde crecía para ser utilizada como condimento. Durante el siglo XIX se observó en Europa que las amapolas prosperaban en campos donde se había librado una batalla. Lo mismo pudo constatarse a consecuencia de los dos guerras mundiales y nuestra guerra civil.
    Curioso, ¿eh?

    |


  5. miércoles, 10 de abril de 2013





    Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”


    Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.








    |


  6. martes, 9 de abril de 2013






    La mujer que mueve el mundo con sus manos 

    no descansa, no tiene calendario 

    y hace girar el día a su compás, y hace feliz de tanto como da. 



    La mujer que mueve el mundo con su cuerpo 

    es tan joven que no entiende de sexo 

    y tiene mil colores en la piel, y tiene mil dolores en su ser 

    y tiene mil deseos por cumplir, por ejemplo ser feliz. 



    La mujer que mueve el mundo con su boca 

    no se deja amilanar por la derrota 

    y habla y tiene tanto que decir 

    y habla hasta encontrar la solución. 

    Confiesa su temor y su pasión para sobrevivir. 



    La mujer que mueve el mundo con sus ojos 

    ve tan sólo la vida de reojo 

    y quiere ser la novia en el altar y quiere ser el pobre en el portal. 



    La mujer que mueve el mundo con sus sueños 

    de ilusiones va pintando los empeños 

    y sueña con llegar a ser mejor y sueña con un mundo sin verdad 

    y cree que algo se puede cambiar de esta realidad. 

    Por ejemplo ser feliz sólo para sobrevivir. 


    La mujer que mueve el mundo con sus manos.


    |


  7. lunes, 8 de abril de 2013




    Pues yo he decidido soltar lastre.

    He decidido filtrar. Porque que si no valoro yo mi tiempo y mi vida, ¿quién lo va a hacer?. Porque soy yo la responsable de mi felicidad, a mí me han asignado esa tarea. Y he decidido ser un poco más “egoísta” y un poco menos hipócrita.

    No tengo ninguna necesidad de bailarle el agua a personas que se creen la última Coca-Cola del desierto, que parecen vivir rodeadas de espejos porque en todo se ven reflejadas sólo ellas, nunca ven a nadie más.
    El tiempo es un recurso muy escaso y hay demasiada gente interesante a quien dedicárselo, por tanto: a soltar lastre. 

    No puedo seguir manteniendo ideas que me limitan, me condicionan y me ponen zancadillas. Especialmente si son ideas que otros me han impuesto para empequeñecerme. Los “no puedo”, “no estará bien visto”, “no me va a salir”, “no valgo”, no me sirven. Los “mejor cuando esté más delgada”, “lo dejo para cuando llegue el verano”, “hasta que no lo tenga todo súper atado no me lanzo”… sólo me hacen malgastar un tiempo precioso. Hay que olvidarse de las apariencias y de evitar la incertidumbre.

    Hay que bailar bajo la lluvia, hay que vestir de rojo y fucsia, hay que llevar la contraria, hay que arriesgar, hay que creer en uno mismo. Hay que tener Fe en uno mismo. Somos dueños de nuestros pensamientos, por tanto, si no te aportan, si no te sirven, si sólo te limitan: suelta lastre.

    Y no quiero darle más sitio al miedo. Siempre tiene un pequeño hueco que no podemos evitar, porque una parte de miedo es necesaria por pura supervivencia, pero el que se vuelve tóxico y paraliza, ese hay que soltarlo fuera. El miedo que te perjudica, que te hace tomar decisiones que te hacen daño, que te secuestra y te impide perseguir tus sueños, y sacarle el jugo a la vida. Ese miedo que pone barreras, impone su tiranía de inseguridad, y te convence para que no lo intentes por mucho que lo desees, para que no te arriesgues a sufrir. Ese miedo hay que soltarlo como el peor lastre.

    Y todo ese lastre que eliminas dejará espacio para cosas nuevas. Dejará espacio para renovar el vestuario, para meter color… para liberarte y dejar de obstruir lo que ya eres tú y tu felicidad.


    ¿Te animas a soltar lastre conmigo?
    |